Gracias por tu visita :)

domingo, 7 de agosto de 2011

Soy de las que piensan que lo que tenga que ocurrir ocurrirá y lo que no, no se dará. No soy de forzar las cosas, pero tampoco soy de esperar. Soy de las que viven rápido para no pensar. Soy de las que actuan y luego piensan, de las que aparentemente les dá un poco todo igual. De las que se contradicen. De las que no tienen nada demasiado claro. Aunque firme a sus decisiones. Pienso que el destino es algo relativo y nada que se pueda controlar. Soy de las que dicen núnca más y siempre vuelven. De las que lo intentan y lo acaban consiguiendo. Siempre procuro ir más allá del intento. Soy de las fuertes, bastante más de lo que aparento, bastante más de lo que en verdad pienso. Pienso que hoy estamos aquí, mañana allí, la vida puede dar giros de hasta 360º. Creo que hasta lo mas insospechado puede ocurrir. De las que no planean nada, de las que intentan que todo surga según el momento.
La vida es azar , puro azar , quien sabe si mañana tu , me odiaras , me querras o simplemente te dare igual , nos cruzamos , nuestras vidas se cruzan , para no encontrarse mas , o si, quien sabe?Que sera de nosotros dentro de un año , los mismos amigos?la misma vida? el mismo lugar? , quién sabe lo único real es el presente , y sin embargo lo que mas nos preocupa es el futuro y lo que mas duele el pasado .Y sin embargo vivimos atados , a unas vidas , que muchas veces no queremos , a unas personas que muchas veces ni de lejos son las mejores, y a mentiras grandes mentiras que muchas veces son el camino fácil y a la larga el mas doloroso .Y como seamos , nuestra esencia , no la decide nadie , excepto el azar algo mas probable que el destino , una pena , no siempre deseable.Algo que muchas veces duele , otras libera.Algo , que jamas se va siempre nos espera , nos putea. Algo que decidirá si se le puede llamar así nuestra vida .Algo que queramos o no nos domina.
Y sí, yo también tengo una mancha de nacimiento; también me he enamorado de alguien imposible; también he pasado gran parte de mis mejores momentos con mis amigos; también he jugado con muñecas; también le he dado un capón ha alguien cuando ha dicho una tontería; también he pedido un deseo cuando pasaba una estrella fugaz; también he dejado un diente debajo de la almohada para que el ratoncito Pérez me lo cambiara por un regalo; también he mirado debajo de la cama por si había un monstruo; también he comido galletas a escondidas; en fin, yo también he sido pequeña.
Supongo que era predecible. Era de esperar que yo, como siempre, volviera a notar ese huracán de pensamientos que me aturden, que me volviera a fijar en el punto mas insignificante, en el miedo mas pequeño, en la palabra menos pensada y que, de nuevo tropezara con esa necesidad de cerrar los ojos, contar hasta 10 y respirar profundamente. Sabiendo que, apesar de eso, no me quedaré agusto. ¿Cómo pude realmente pensar que todo eso había quedado atrás? Invente en mi la capacidad de poner la mente en blanco y no hacer caso a lo que rondaba a mi alrededor, pero ahora, ahora sé que el equilibrio no existe. Solo es un cuento. Y que yo, claramente, no soy quien para intentar controlar al milímetro lo que pasa delante de mí.
¿Cómo sería esta vida sin hacer locuras? Sin tener esa sensación de que todo va bien por unos instantes, de querer comerte el mundo a bocados enormes. De tener esa seguridad valiosa de que nada faltará.
Mi vida se resume en muchas caídas por diversos fracasos y a tropecientas locuras para levantarme.

No sueñes con astronautas que te prometen el universo o te quedarás sentada en la Luna .


Para qué malgastar el tiempo, para qué reducir lo necesario, para qué llorar si la vida te da muchos momentos para reír, para qué mentir si lo único que haces es engañarte a tí mismo, para qué enfadarnos con amigos si ellos son con los que puedes contar y con quien desahogarte en esos malos ratos, para qué alejarte de la persona que más quieres por gente que ni siquiera sabe el significado de la palabra "amor", para qué tener miedo, para qué fijarse en cosas fascinantes si lo que más importa lo tienes ahí al lado, para qué deprimirse por una frase insignificante que dijo alguien que no valora todo eso que hiciste. Para qué mirar la vida de ese modo negativo, si podemos mirarla por la perspectiva que cada uno quiera.
Justo cuando sentía que debía renunciar a nosotros tú volteaste y me diste una última caricia que hizo sentir mejor todo.Y aún así mis ojos echaron a llorar tan confundida.Quiero preguntarte si me amas.Pero no quiero parecer tan débil.Tal vez he estado soñando.Cuando llego a mis dedos se siente más que la distancia entre nosotros.
Ayer tuve un sueño, un sueño en el que aparecían personas tristes, personas alegres, personas enamoradas, personas libres y.. ahí estaba yo, con los enamorados.Me puse junto a ellos, nos contamos nuestros secretos, nuestros sentimientos, a la persona que queríamos y dijimos cómo nos sentíamos, si nos hacía felices, nos hacía reír, nos quería.. Nos preguntábamos unos a otros si pensábamos que la vida nos había dado esa oportunidad, si era suerte.. a todo esto yo contesté: Sí estoy enamorada, me gusta un gran chico, es más, lo amo, no me hace feliz, me hace sentir yo misma, él siempre, cada minuto, me demuestra que me quiere, que me necesita a su lado, tanto o más que yo. Me hace reír siempre, él es así, tan idiota, tan tonto, tan sensible, tan tierno, pero le amo. Con él todo es diferente, la vida te parece una gilipollez y lo único que te importa es que él sea feliz, lo demás no significa nada. Con él he podido comprender que cuando alguien ríe, tú debes reír con él, cuando alguien llora, debes llorar con él, cuando alguien es feliz, no debes arruinarle su felicidad, demuéstrale que tú también puedes ser feliz. Con cada minuto a su lado he aprendido a conocer a las personas, a mantener una buena conversación, un buen beso. Y además he aprendido, lo más importante,que él es la mejor persona del universo, aprendí a quererle tal como es, porque sí, me encanta.
Tengo la manía de hacerlo todo de golpe. De pensar en el momento, de olvidarme de lo que viene después. El vicio de no mirar a los ojos y el de confiar a la mínima. El de decir lo que pienso sin reparo alguno. El vicio de no parar hasta caerme, o hasta que consigan pararme. El de cantar en la ducha la canción más penosa del mundo, o el de arriesgar al máximo con los bordillos de las aceras. El de querer a alguien al límite. También tengo el vicio de equivocarme, de cometer errores que son difíciles de reparar, y luego arrepentirme. Pero sobretodo, mi mayor vicio es el de sacar el lado bueno de todo y sí, se que un optimista es un pesimista mal informado, pero a veces es mejor dejar que algunas cosas 'pasen por alto'. Lo siento, he dicho que tengo vicios, no problemas..
Es increible cómo una palabra con tan solo nueve letras puede arruinarte todo lo que sientes. Que no puedas ver a la persona que quieres porque estas nueve letras te lo están impidiendo, que no puedas ni decirle al oído te quiero, porque la maldita distancia está delante. Que estés todas las noches en vela, sin poder dormir, porque la palabrita no te lo permite. Que tengas ganas de gritar a voces desde una torre su nombre, a ver si acaso así él rompe las barreras de la distancia y viene a tu lado recordándote lo que te dijo ese bonito día, que siempre estaría ahí por encima de todo y de todos.Entonces, las nueve letras ya lo único que te hacen es gracia, porque gracias a ellas le necesitas más que nunca y, de las pocas veces que veas a esa persona, cada una de ellas serán más y más especiales. Y vale, no, no creo en los amores a distancia, pero ¿y qué? él es parte de mí y nunca dejaría que nadie me arruinara lo que yo realmente siento. Ni siquiera esa simple palabra que cada vez que la veo en el diccionario, paso de página simplemente. Porque llegará un momento en el que estemos los dos abrazados y la distancia estará ahí mirando, viendo como nos queremos y como hemos seguido adelante después de que ella ha estado ahí todo el tiempo.Es entonces cuando ella sufrirá por mí y no yo por ella.
Sí, yo también podría pasarme todo el día entero viendo sus fotos. Podría estar horas y horas mirándolo a los ojos, sin parpadear ni durante un segundo. Podría pasarme todas las tardes del mundo abrazada a él, sin soltarnos ni un sólo segundo. Podría pasarme días besando tus labios, sin parar, sin cansarme.
Podría estar toda la vida contigo, sin ver a mi familia, ni a mis amigos, solo a ti. Y nunca, jamás en la vida, podría decir que así, perdería el tiempo, porque eres lo más importante para mi.


Sal a la calle, sonríe, como si nada te importase, camina por ahí como si todo fuera perfecto, que hablen de ti, que te claven la mirada, que susurren al pasar, que se pregunten porque coño eres tan feliz, pero lo mejor de todo, que se queden con la duda.
Si, muchos dicen que soy fuerte, tanto que no llegan a comprender como coño lo hago.No muchos me han visto llorar, cara a cara, viendo como mi cara cambia radicalmente.Y sabes lo que más me jode, que puedo con todo, absolutamente todo, menos contra ti, eres la maldita causa de mis ultimas lagrimas, de las penúltimas, de las antepenúltimas... y ya no se que decir, ni que hacer, ya no se ni como fingir.No se como coño deshacerme de ti y de tu estúpido recuerdo. Y si, suelo hundirme y me cuesta mucho volver a salir, pero acabo saliendo, no se como ni por que, pero lo hago.Tengo demasiadas ganas de tener la fuerza necesaria para irme lo suficientemente lejos de aquí.
Duele,cada vez dolera más,pero tienes que conseguir llegar al final.Nadie dijo que la vida fuera facil,al contrario afronta los obstaculos,aprende y sigue no pares,no te detengas,no mires atras,solo provocara mas dolor. Sonríe cada vez que tengas ganas de llorar,no hagas que el dolor te pueda vencer.Si estas perdida,mira alrededor,siempre habra a quien apoyarse,pero no pares.Crece,aprende,ama,vive y se feliz.

Es como cuando se te escapa esa sonrisa tonta cuando te dice que te quiere, cuando con el último beso del día ya lo estás hechando de menos, cuando tienes unas ganas irresistibles de estar con él a solas, cuando te da igual llegar tarde a casa si él te acompaña, cuando a pesar del frío que hace tú sonríes porque él te está abrazando, no sé, es como cuando estás enamorada.

Y esto funciona así. Las cosas ocurren de repente, casi sin que te des cuenta, aparecen en tu vida y con la misma se van. Te ríes al lado de personas con las que nunca pensaste que lo harías, hasta sientes cosas por gente que anteriormente hubieses matado. Un día normal de una semana normal, en tu vida, una vida normal, pasa algo que generalmente es normal, aprendes un poco como funciona todo esto y vas haciéndote a la idea de que vas a tener que echarle huevos para conseguir tu sueño, lo sabes y lo intentas, o fracasas o lo consigues, pero mientras exista una oportunidad, da igual que no haya valido la pena luchar.

¿Y cambiaría en algo si te dijera que nadie te va a querer nunca tanto como yo te quiero?



Hay tres cosas en la vida que se van y no regresan: las palabras, el tiempo y las oportunidades.

Es un "ya no te quiero.. pero si te pasa algo, me muero".

Mírame a los ojos y dime que todo volverá a ser como antes. Acércate otra vez, abrázame esta vez. No quiero que me dejes sola.

Una historia no es sólo verdad cuando se narra como ha sucedido, sino también cuando se relata como hubiera podido acontecer

Los buenos tiempos están en frente de nosotros.


Porque con los ojos podemos decir más que mil palabras y muchas veces, un simple abrazo suele ayudar más de lo que pensamos. Porque por andar buscando la gran felicidad, nos perdemos las pequeñas alegrías. Porque cuando tenemos las cosas no las valoramos, no las sabemos aprovechar y en el momento que las perdemos nos damos cuenta de lo mucho que valían y de lo importante que eran. Porque cuando generalizamos muchas veces nos equivocamos, no somos todos iguales
Donde quiera que vallamos, desearía que estuvieras aquí. Y si pudiera hacer que te quedaras un día mas, tal vez todo estaría bien. Vamos, todo está justo aquí.


viernes, 5 de agosto de 2011